Alojamiento compartido

El alojamiento web compartido consiste en un servidor que se utiliza para múltiples clientes, una misma máquina aloja multiples dominios. Tiene como principales ventajas:

  • Resulta más económico debido a que una máquina se comparte entre muchos clientes
  • Nuestro proveedor se encargará de la administración de la máquina. Nosotros sólo tenemos que subir los archivos al servidor y tal vez configurar adecuadamente las aplicaciones que utilicemos

Por el contrario tiene como inconvenientes principales:

  • Limitaciones en cuanto a su uso debido a que no podemos conectarnos como administradores
  • Más peligros de seguridad que un servidor dedicado debido al hecho de compartir la máquina. En este punto resulta fundamental que el proveedor en el que contratemos el servicio sea realmente profesional, pues existen métodos para aislar adecuadamente a los clientes que comparten un servidor, aunque no todos los proveedores los utilizan
  • Limitaciones de rendimiento y capacidad de uso de los recursos de hardware. Nuestro sitio web ha de consumir una fracción pequeña de los recurso de hardware (disco, RAM, CPU) o de lo contrario nuestro proveedor nos “sugerirá” que pasemos a un alojamiento dedicado.

A la hora de elegir el alojamiento compartido más conveniente para proyecto web hemos de tener en cuenta los siguientes elementos: