Recursos: Espacio en disco duro

Mide la capacidad de almacenar en el servidor páginas web (archivos .html), imágenes y otros archivos que sean servidos a través de la web. Se mide en Mega Bytes y las cantidades ofertadas pueden variar entre unos 100 MB hasta cientos de MB o GB.

Es muy imporante que sepamos a qué se refiere exactamente un proveedor de Internet cuando dice que ofrece X MB de espacio en disco.

Algunos proveedores juntan en una misma máquina el servidor web, correo y bases de datos y ofrecen cuentas de espacio en disco en las que se incluye la suma del espacio ocupado por todos los servicios. Es muy inseguro mezclar en una misma máquina servidor web, correo y bases de datos debido a que los usuarios de web pueden utilizar en el servidor scripts y aplicaciones con las cuales podrían espiar e interferir el correo y las bases de datos de sus vecinos de máquina.

Por ello lo mejor es evitar este tipo de alojamiento web y buscar algo más serio, asegurándose de que el proveedor que consideremos utiliza máquinas separadas para cada servicio.

En tal caso debemos tener en cuenta que hay que considerar que utilizaremos tres clases de espacio en disco:

  • El utilizado para la web. Es el que utilizan los archivos que se suban al servidor por FTP
  • El utilizado por los buzones de correo. Lo usual es limitar el tamaño máximo de cada buzón. Deberíamos asegurarnos de que ese tamaño es lo suficientemente grande para nuestras necesidades
  • El utilizado por las bases de datos si se necesitan

Los proveedores de Internet normalmente publicitan el primero: el espacio para la web. A menudo compiten entre sí a ver quién ofrece más Megas de espacio en disco. Lo hacen porque saben que es un espacio que generalmente no se va a utilizar en su totalidad. Los sitios web que tienen que manejar muchos datos necesitarán sin duda bases de datos y ahí no cuenta el espacio en disco ofrecido para la web. Por otro lado los archivos que se suben por FTP para publicar directamente en la web suelen ser archivos de texto HTML e imágenes JPG o GIF. En definitiva archivos por lo general de muy poco tamaño, por lo que resulta dificil que lleguen a ocupar muchos megas.

Mención aparte merecen aquellos proveedores que ofrecen “espacio en disco ilimitado”. Lo más sensato es evitar proveedores que ofrecen una cantidad ilimitada de un recurso que físicamente es limitado, ya que es sabido que los discos duros tienen un tamaño finito. En tales casos es lo mismo que no decir nada, por lo que no sabremos cuando nuestro proveedor considerará que nos hemos excedido en la utilización del recurso.

Si nuestra ocupación de espacio en disco es superior a lo que él considera conveniente puede que nos invite a pasar a otro plan con el consiguiente trastorno. O peor aún, podríamos empezar a ver fallos y problemas continuos en el servicio que nos inducirían a buscar otro proveedor.