Alojamiento dedicado

El hosting dedicado consiste en utilizar un servidor de uso exclusivo para nuestro proyecto. Sus ventajas e inconvenientes son prácticamente los opuestos a los comentados en el hosting compartido:

Ventajas:

  • Somos los administradores de la máquina. Podremos conectarnos a ella a través de Internet exactamente igual que si la tuviésemos en nuestra oficina: Podremos instalar aplicaciones, abrir y mover ventanas, cambiar la configuración.
  • Mayor seguridad debido a que nadie más utiliza el servidor.
  • No hay ninguna limitación en los recursos que podemos utilizar salvo los que imponga el hardware que hayamos escogido.

Inconvenientes:

  • Su coste es mayor que un alojamiento compartido, aunque si la transferencia de datos va a ser muy elevada debido a que hay un gran número de visitas, podría salir incluso más barato que pagar la transferncia extra de un alojamiento compartido.
  • El servidor ha de ser administrado por nosotros. Esto puede convertirse en un inconveniente si deseamos la potencia de un servidor dedicado pero no tenemos los conocimientos de administración suficientes. Por ello puede ser importante contratar el servicio con un proveedor que nos inspire confianza y que ofrezca servicio de administración del servidor aunque sea con coste adicional. De esa forma si tenemos un problema que no sabemos resolver siempre podremos acudir al proveedor.