El nombre de dominio

Un sitio web puede ser accedido desde cualquier lugar del mundo por cualquiera que esté conectado a Internet. Para ello es necesario que el sitio web tenga un nombre único en toda La Red.

Un dominio es un nombre único en Internet y para poder disponer de uno de ellos es necesario buscar uno que esté libre y registrarlo. Muchos proveedores de Internet tienen en sus páginas un buscador de dominios, que no es más que un cuadro de texto en el que introducimos un nombre de dominio (por ejemplo minombre.com, otronombre.es, etc.) y el buscador nos dice al momento si el dominio está libre u ocupado.

Los nombres de dominio se forman de modo jerárquico de derecha a izquierda. Por ejemplo, dominio.es es un dominio que depende del nivel .es. mientras que dominio.com es un dominio diferente porque está en la jerarquía .com y puede ser propiedad de una empresa o particular distinta.