El sitio web

El sitio web es por lo tanto la base de cualquier proyecto en Internet sea éste sencillo o complejo. Un criterio diferenciador para clasificarlos es si son estáticos o dinámicos.

Los sitios web estáticos están formados exclusivamente por páginas de texto, imágenes, archivos multimedia, etc. En definitiva, sitios web con contenidos fijos pero sin la flexibilidad e interactividad que ofrecen las aplicaciones. Son los equivalentes en Internet a folletos, revistas, etc. Son baratos de implementar y de mantener, pero no son interactivos ya que la información ofrecida es fija. Estos sitios basan su interés en que los contenidos sean renovados periódicamente.

Los sitios web dinámicos incluyen aplicaciones para las cuales la web actúa como interfaz. Generalmente su contenido está almacenado en bases de datos, de manera que el usuario puede hacer consultas personalizadas y el resultado se muestra en una página web con enlaces a la información que desea. Ejemplos más concretos de sitios dinámicos con aplicacaciones son la página de correos, que permite buscar el código postal correspondiente a una calle de una localidad, o los sitios de traducción de palabras. En este caso el usuario escribe una palabra o frase en un cuadro de texto y la aplicación muestra su traducción.